Potaje de vigilia 1
Legumbres,  Pescados,  Semana Santa,  Verduras

POTAJE DE VIGILIA

… ¿Clásico o Moderno? ¿Cuál eliges?

Desde que era pequeño este plato de cuchara siempre ha sido uno de los fijos en Semana Santa y, al paso de los años, he querido preservar esta costumbre. El potaje de vigilia o cuaresma es otro de los platos tradicionales legado de nuestra gastronomía. Hoy traigo dos versiones: la clásica, hecha a fuego lento respetando los tiempos de cocción, dejando que el producto se cocine a la vieja usanza, y otra más moderna a modo de ensalada templada que es una autentica locura… Y tú, cual prefieres ¿Tradición o vanguardia?

INGREDIENTES:

300 grs. garbanzos

250 grs. espinacas frescas

250 grs. bacalao desalado

1 cebolla grande

1 puerro

5 dientes ajo

2 hojas laurel

4 huevos

2 cc. Pimentón de la Vera

2 litros agua

Sal

ELABORACIÓN:

VERSIÓN CLÁSICA:

Pon los garbanzos a remojo la víspera.

En una cazuela pon la legumbre junto con la cebolla, ajo, puerro troceado y laurel (todas las verduras en una malla), vierte el agua y pon a fuego medio que vaya cocinando.

Mientras, cuece los huevos y reserva.

Cuando el potaje lleve una hora de cocción, saca la verdura, agrega el pimentón y bate con un poco del caldo del guiso e incorpora para espesarlo.

Corta el bacalao, trocea las espinacas y añádelos durante los últimos quince mins (el potaje hecho a fuego lento llevará cerca de 2 horas). Corrige de sal, estará mucho mejor al día siguiente.

VERSIÓN MODERNA:

Haz un ajoarriero.

Lamina unos ajos y pon a freír en aceite oliva, cuando empiecen a dorarse, retira e incorpora dos cucharadas de pimentón y unos garbanzos cocidos, remueve bien para que se impregnen.

Para emplatar, coloca el timbal, pon una base de espinacas cocidas, unos garbanzos, unas rodajas de huevo cocido, otra capa de espinacas y termina con unas finas lonchas de bacalao ahumado.

Corona con los chips de ajo y a disfrutar a tope.

Potaje de vigilia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.