Cheesecake de mango
Postres,  Tartas

CHEESECAKE DE MANGO

… BESTIAL!!!

¿Quieres un postre con un toque refrescante y exótico? Esta cheesecake de mango te va a alucinar por su textura suave, cremosidad y delicioso sabor tropical. Además, es una tarta súper fácil de hacer, no necesitas utilizar el horno y tardas poquísimo en elaborarla ¿se puede pedir algo más? Claro que sí… (eso siempre) un buen trozo de esta cheesecake divina en mi plato, pero yaaaa!!! Vas a flipar…

INGREDIENTES:

(molde de 23 cms)

400 grs. queso crema (light)

400 ml. nata montar (35%)

600 grs. mango batido (reserva 100 grs. para decorar)

80 grs. azúcar glass (probar al gusto)

7 láminas de gelatina neutra

150 grs. galletas (mezclé galleta tipo MARIA con alguna oreo)

80 grs. margarina temperatura ambiente

ELABORACIÓN:

Primero la base de la tarta.

Dispón un papel sulfurizado dentro del molde.

Tritura las galletas, funde la margarina, mezcla bien y coloca presionando en la base del molde.

Tritura bien el mango hasta obtener un puré muy fino (reserva 100 grs.).

Monta la nata bien fría.

Bate con una varilla el queso crema con el azúcar glass, hasta que no queden grumos, añade la nata con movimientos envolventes, reserva la mezcla.

Pon las láminas de gelatina en agua para rehidratar.

Pasados cinco minutos, escurre bien y mete en el micro para que se derritan. Incorpóralas entonces al puré de mango y agrega éste a la mezcla que tenías reservada, mezcla bien todo.

Vierte dentro del molde, da unos golpes para quitar las burbujas que se hayan podido crear y pon el resto de pulpa de mango por encima.

Con la ayuda de un palillo haz remolinos sin forma definida (a tu gusto).

Mete en la nevera y deja toda la noche para que tome cuerpo.

Ya tienes este cheesecake de mango fresquito listo para darle pal pelo… cera al mono que es de goma!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.